Natalia ferrari puta las prostitutas disfrutan

natalia ferrari puta las prostitutas disfrutan

Hay un estado de cosas y no se puede pretender cambiar o reformar aspectos de la prostitución, la prostitución tal cual se da surge inevitablemente del patriarcado. Ahora resulta que la prostituta es la que siempre tiene la razón, y que ahora los hombres que contratan esos servicios son todos unos sumisos con moral de esclavo. A mi me parece muy interesante la manera de ver tu vida y tu profesión u oficio. Tengo 24 años, estoy casada, tengo una hija y soy profesora… Y comparó tu realidad con la Mía teniendo la misma edad que vos.

Me doy cuenta de muchas cosas. El articulo es inspirador! Disfruto mucho del trato con mis clientes,ellos se sienten agusto conmigo y por supuesto con cada uno de ellos es placentero y una grata experiencia,he Aprendido muchas cosas al conocer tantas personas y eso te enriquece en muchos aspectos.

Echas abajo los juicios y el ego. Agrandas la comprensión, la empatía, el amor al fin y al cabo. Te he sentido tan cerca, tan hermana!

Qué maravilla, no sabes lo contenta que estoy de haberte leído!! Gracias por el artículo, me ha gustado mucho. Completamente de acuerdo con que cuando la prostitución es una elección libre de una persona adulta, es una elección tan lícita como cualquier otra. Vivimos en un sistema en el que ofrecemos parte de nuestro ser a cambio de dinero. Y solo cuando lo que se ofrece es el cuerpo se ve como un problema.

Coincido en que mucha gente ve a todas las personas dedicadas a la prostitución como víctimas. Yo no lo veo así, cuando pienso en víctimas de la prostitución pienso en los casos de trata de blancas, de prostitución infantil. Aunque tal vez entonces la palabra prostitución no sería correcta sino que deberíamos hablar de víctimas de violencia sexual. Ellos tienen necesidades a satisfacer y existen mujeres para esta necesidad: Es un derecho que se otorga culturalmente a los hombres.

La sociedad estaría organizada de una manera muy diferente si fueran nuestras fluctuantes necesidades sexuales el eje organizador, seguramente no habría monogamia y pareja permanente.

La moral me la meto en el culo. Un libro que me parece muy recomendable sobre el tema,Neoliberalismo sexual, el mito de la libre elección. Estaba esperando algo como esto desde hace tiempo, me encantó!! Me alegra mucho ver tantos puntos de vista sobre este tema.

Me parece que mientras nuestra forma de vida nos haga plenamente feliz no hay nada que criticar. En mi caso solo he hecho el amor con un solo hombre durante toda mi vida a quien consideró mi mejor amigo para todo. Puedo decir con seguridad que he encontrado a alguien con quien puedo compartir mi felicidad. Disfruto de su compañía y también de mi soledad, cuando la tengo.

Considero que es el estilo de vida que mi esposo y yo hemos decidido tener y del cual nos sentimos muy felices. Me parece que cada quien tiene su propia forma de amar y mientras estas formas no lastimen a nadie, no veo la necesidad de criticar.

Creó que la felicidad se basa en las decisiones personales y en seguir aquella filosofía que nos haga felices. Igual es la decisión de tener hijos, no hay que criticar o lastimar a la gente que por una u otra razón decide no tener hijos. Fue su decisión y eso los hace felices. Igual que en su caso, les apasiona lo que hacen y las hace felices y eso es lo mas importante para vivir plenamente desde mi punto de vista. Estaba leyendo cual me pareció muy interesante, porque expresa una opinión que no suele escucharse.

Y estoy totalmente de acuerdo con que todos merecemos respeto porque somos iguales. Sin embargo leer esto me genera las siguientes preguntas: Y los testimonios que ellas dan son acerca de condiciones infrahumanas de trabajo, abusos, mala paga por parte de los proxenetas, entre otras.

Para ellas ser prostitutas o prostitutos porque también trabajamos con ellos, es algo que no se lo desearían a nadie. Que usted tal vez haya tenido suerte a la hora de desempeñar su trabajo no indica que todas la tengan, hay muchas prostitutas muriendo en estos momentos porque sus condiciones laborales son deplorables. Así que me parece que este artículo se queda corto, me parece que la posición expuesta es muy egoísta, porque sabiendo usted que se puede desempeñar su trabajo de una manera respetable, escogiendo clientes y viviendo feliz.

Creo que eso es lo que haría una verdadera Frida expresar otra manera de hacer las cosas, otro pensamiento, crear posibilidades y no sólo conformarse con la realidad. El problema de esos casos no es la prostitución son las condiciones laborales y el estigma que las mujeres acepten condiciones pésimas para ejercer su trabajo.

Si hablamos claro de NUESTRA prostitución es para que se vea que se puede ser puta y libre y no se estigmatice a la que lo es; pero también para que quien se plantea ser puta vea que no tiene porque meterse en esto de cualquier forma aceptar cualquier condición pensando que es lo normal; porque NO lo es. Totalmente de acuerdo con tu opinión Rebeca. Natalia tu punto de vista me parece super interesante!

Me encantó este artículo. Yo también apoyo la prostitución y la decisión de cada quien de ser puta. Esto ayudaría en el ambiente económico de los paises. Es hora de concientizarnos en que las mujeres no son objetos de los hombres, que tomamos nuestras propias decisiones a base de muchísimos aspectos externos, que no hay malos en la historia y que ambos sexos tenemos el mismo poder.

Me queda una duda acerca de tí. Me parece interesante no asumir que todas las mujeres son heterosexuales y que quieren casarse. A aquellas que dicen que se idealiza el trabajo: Hay quienes tienen su trabajo de reponedoras, cajeras, niñeras, trabajadoras domésticas, trabajadoras sexuales, abogadas, enfermeras y un largo etc que idealicen y quieran su trabajo y otras muchas que no, que es un mero medio de vida para no terminar viviendo en un cajero y poder mantener a nuestrxs hijxs, padres y a nosotrxs mismxs.

Que hay gente esclavizada sexualmente, sin duda, y nos oponemos todas terminantemente a ello, pero hay otros sectores donde la explotación laboral y la esclavitud campan a sus anchas y de eso no decís nada.

Si, son las circunstancias las que nos hacen entrar en el trabajo sexual para sobrevivir, pero somos muchas las que elegimos libremente quedarnos en este trabajo y exigimos nuestros derechos.

Entiendo que hablas de ti y tus vivencias pero me parece que la visión que ofreces puede inducir a error, a mostraros la prostitución como el trabajo ideal, donde eres libre de elegir clientes, poder trabajar cuando se quiera, cobrar mas dinero que mucha gente…y que ni mucho menos todas las prostitutas viven esa realidad.

Sin embargo no conocí nunca a una prostituta en esta situación. Me surgen muchas preguntas con respecto a lo que se considera habitualmente comercialización del propio cuerpo. Sería muy interesante un debate cara a cara entre tu postura y la abolicionista. Creo que se idealiza mucho la prostitución en este texto.

Las feministas no tratamos a las mujeres como objetos débiles, sino como sujetos oprimidos por el orden patrialcal. La prostitución es parte de ese orden, por eso existe desde que surgió el patriarcado. En sociedades no patriarcales no existió prostitución. Natalia no està idealizando la prostitución, simplemente habla de ella misma. Yo no tengo la verdad absoluta asida por el mando, pero hay una frase que resume esto a la perfección, escrita por Boccaccio en el Decamerón: Este mercado se sustenta gracias a un ideario sexual colectivo patriarcal en el que el hombre es el sujeto activo y poderoso de la relación sexual y en el que poco importan las preferencias y gustos de la mujer, y este imaginario colectivo se alimenta a su vez de los anuncios machistas y la pornografia machista en el que la mujer es claramente el sujeto sumiso.

No nos olvidemos que no todas somos mujeres blancas, europeas, de clase media. Es claro, conciso y revelador de las características de personas que eligen un trabajo como cualquier otro. Me parece que no sólo las capacidades propias tienen que ver con el ejercicio del trabajo, sino el contexto educativo, económico y social del que provienes y en el que te encuentras.

No todos los contextos permiten elegir todas las opciones. Saludos desde México, y muchas gracias. Mi visión de la prostitución nace de ahí, del cliente y de la entente creada por ambas personas. Podría resumir, me produce cierta tristeza aquel que monetiza su sexo. No sé por qué piensas que tienes derecho a entristecerte por aquel que monetiza su sexo… Eso habla de que tienes un concepto de tí como de alguien muy superior a nosotros, pobres mortales.

Participé en una charla-debate sobre el tema, y quedé decepcionada. Observé tristemente como quienes se abanderaban de ser defensoras de las mujeres prejuzgaban, encasillaban y hasta insultaban a compañeras. Y aunque supe desde ese instante que yo me encontraba en la vereda de enfrente, no había podido cerrar del todo mi opinión al respecto.

Hay tantas cosas mal en ese comentario Hago lo que quiero hacer, es como si dijera: Porque ahí nadie hace ese tipo de discurso. No lo vendo, es una herramienta. Han decidido que es una opción mejor que otras. Eso ya te genera relación. También por haberme acercado a asociaciones. Estar activa en redes sociales diciendo que soy puta también ayuda, aunque lo de estar en redes no es algo que necesite personalmente.

En el sentido de que antes era un trabajo oculto, considerado denigrante, y a raíz de figuras como Sasha Grey, Stoya , o aquí en España, Amarna Miller , se ve que son personas independientes, con inquietudes, que no se esconden.

He analizado mucho por qué el porno antes era algo horrible y ahora no lo es tanto. Es por figuras como ellas, por el trabajo que han hecho de visibilizar y profundizar en su persona: Soy todas estas cosas y elijo hacer porno porque me da la gana".

Creo que con la prostitución también puede pasar, porque las putas jóvenes empiezan a no querer tener una doble vida, quieren hablar en primera persona, no que hablen otros por ellas. También no tener prejuicios con el sexo, conocerte a ti misma y ser honesta contigo misma. Y sobre todo, tener una estrategia, tomar decisiones proactivas e inteligentes. Hay que tener un poco de mentalidad emprendedora. En tu blog contaste que el primer cliente fue muy bien. Fue difícil antes de empezar, estaba en plan "puede pasar esto, puede pasar esto otro Puse el anuncio y me empezó a llamar muchísima gente.

Sentía bastante inseguridad y pasaron días antes de empezar realmente a trabajar. Lo difícil fue superar mis miedos. Un eufemismo que se suele utilizar al hablar de prostitución es "vender su cuerpo". Porque todo el mundo trabaja con su cuerpo. Ahí nadie hace ese tipo de discurso.

Mi cuerpo no son los genitales, mi cuerpo es toda yo, y uso mi cuerpo y mi cabeza en el trabajo como cualquier otra persona. Un servicio íntimo con conexión sexual y humana. Dos personas iguales que quieren compartir un momento agradable sin presiones y sin culpa. Se produce un contexto de cercanía, teniendo claro que soy una persona, no una cosa para que te la folles. El problema es que la gente que empieza a prostituirse lo hace de forma precipitada por estar en una situación de necesidad.

Haces muchas referencias a que proporcionas "un espacio seguro". Esto no es "el cliente siempre tiene la razón". No, hago muchos filtros porque soy consciente de que no todas las personas que acuden a la prostitución tienen esta idea de las relaciones.

Hablemos del filtro de clientes. He notado que antes tenías en la web el teléfono y ahora lo has quitado. Que llevo dos años trabajando y me he dado cuenta de que me llama mucho idiota. Tengo poca paciencia con cierto tipo de gente.

Cuando pones tu teléfono en internet te llama mucha gente que solo ve tus fotos, el teléfono y te dicen: Ahora pido que me contacten por escrito y eso es muy diferente: Sí, el primer contacto es por correo pero luego te pediré hablar antes de la cita.

Quiero escuchar tu voz y asegurarme de que lo tenemos todo claro. Y cuando me he equivocado, ya tenía dudas de antes.

Doy pie a que compartan lo que para ellos sea importante. Si alguien quiere algo especial me lo dice y veré si me apetece o no. Para mí es importante fijar el día y la hora, que tengan claro que va a ser todo con preservativo y que tengan claras las tarifas. Los precios suben si se incluye en la cita salir a comer o acompañamiento a cualquier evento. Una noche entera son 1. Lo he pensado, pero ahora mismo no me interesa mucho. A mí me gusta tener mi espacio y mi tiempo, no quiero hacer servicios que me condicionen tanto.

Pero sí que es importante para mí tener al menos un día libre, que suelen ser los lunes. Y no trabajo los días de regla. Cambia, depende mucho de mi predisposición. Me parece irrelevante hablar de cifras, e incluso invasivo. Por edad suelen ser de veintimuchos para arriba. Porque después de dos años me he dado cuenta de que es necesario educar a los clientes. Desde el anonimato es normal que digan barbaridades.

Es normal que haya gente que piense "ninguna mujer quiere eso". El problema es que mis clientes no son así, pero no escriben en foros. O escriben en foros de esa manera porque eso es lo que creen que tienen que hacer.

Hace falta una regulación específica que se adapte a las demandas de cada tipo de prostitución. Sí, de hecho me escriben muchas personas diciendo: De entrada digo que se hagan muchas preguntas: A partir de ahí, haz una estrategia para conseguirlo.

Por muchos filtros que hagas, es un trabajo que sigue siendo una situación de riesgo. Todas las putas tenemos códigos de seguridad. Nunca me ha pasado nada. Sí, quiero una regulación que acepte que nosotras existimos y que acepte las demandas de cada uno de los tipos de prostitución. Hace falta una regulación que reconozca las particularidades de la profesión, y eso ahora no existe. Hay estudios que dicen que si en un país se regulariza la prostitución, eso atrae a las mafias de la trata.

Sí, he leído sobre eso. Pero vamos a ser lógicos: Si monto una tienda de ropa, eso tiene que estar regulado, no puedo tener a gente contra su voluntad. Siento que es un trabajo al que puedo dedicarme siempre que quiera. No me lo planteo en ese sentido, cuando no quiera hacerlo no lo haré. Estoy trabajando también en otros proyectos: Quiero hacer contenido propio y rentabilizarlo por mi cuenta. También quiero seguir escribiendo en medios de comunicación, creo que eso puede ser una herramienta muy poderosa para concienciar.

En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación. Alma, Corazón, Vida Viajes. Enrique Villarino Contacta al autor. Tiempo de lectura 23 min.

Las prostitutas contestan a Manuela Carmena y su guía para medios sobre cómo hablar de la prostitución. Hay temas que en los medios siguen provocando urticaria. Decir puta en televisión quema tanto la lengua como decir negro.

Pero algunas veces los periodistas no nos damos cuenta de que el eufemismo es la peor elección que podemos hacer a la hora de hablar de un tema. El problema sobreviene cuando son las propias instituciones políticas las que nos quieren imponer esos eufemismos. Y eso es lo que acaba de suceder en Madrid. Con motivo del Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de niños, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, presentó el pasado viernes toda un guía en la que se nos instruye a la hora de escribir sobre el tema de la prostitución.

El enfoque de las directrices, sin embargo, deja mucho que desear. La alcaldesa no se daba cuenta de que, con su guía, la primera persona en degradar a las prostitutas era ella misma. La guía corrió como la pólvora en las redes sociales encendiendo la ira de los colectivos de trabajadoras sexuales. En las instrucciones a los periodistas del consistorio madrileño, la prostitución se equiparaba con la trata.

Se obviaba que muchas de las meretrices que trabajan en España no lo hacen obligadas, no forman parte de ninguna mafia. Me niego a que me traten como a una niña o como a una disminuida a la que hay que tutelar porque no sabe lo que hace" , me comenta Anna de la asociación de trabajadoras sexuales Aprosex , cuando le pregunto su opinión sobre la guía. A Carmena hay que darle un curso de prostitución, amigas de Aprosex.

Las razones de Anna son las mismas que esgrimen otras trabajadoras sexuales que llevan años intentando desligar la prostitución de la trata de blancas. No somos cuerpos en venta ", asegura Natalia Ferrari, una de las primeras en protestar contra la guía en Twitter.

Con la publicación de las directrices, Carmena ha intentado equiparar al mismo nivel a las mujeres obligadas a prostituirse y a las que lo hacen por elección propia.

Pero la comparación ha sido un error colosal que ha indignado a las prostitutas. No una prostituida ni una víctima. Y así vivimos en una sociedad en la que la mujer directamente no tiene un lugar donde ser ELLA. Yo me cansé de aceptar toda esa farsa. Las mujeres tenemos derecho a sentirnos cómodas, a caminar por la calle sin que nos griten cosas, a que no nos digan que somos unas putas porque nos vestimos como queremos.

Porque es un trabajo del que no se tiene mucho conocimiento al menos que consumas prostitución o la ofrezcas , y cada vez empiezan a haber campañas de concientización sobre la trata de personas.

En el caso de que fuera así, que hay gente que lucra con tu cuerpo, el tema de la libertad me parece totalmente falso. Ni siquiera la esposa ama de casa que cree que es digna y honrada escapa de este sistema perverso: Somos todas objetos que sólo sirven como medio para el placer del hombre. Como todos los objetos que tengo en mi casa: Bueno en fin, siempre tuve curiosidad de escuchar la óptica de una prostituta, hace unos años leí un libro escrito por una puta, el cual recomiendo: Para terminar, el hecho de que vos no te consideres víctima no te vuelve ajena: Los hombres piden a las putas y piden también que hayan mujeres recatadas para dejarlas preñadas y tener descendencia.

La aborrecen a ambas. Hay un estado de cosas y no se puede pretender cambiar o reformar aspectos de la prostitución, la prostitución tal cual se da surge inevitablemente del patriarcado.

Ahora resulta que la prostituta es la que siempre tiene la razón, y que ahora los hombres que contratan esos servicios son todos unos sumisos con moral de esclavo. A mi me parece muy interesante la manera de ver tu vida y tu profesión u oficio. Tengo 24 años, estoy casada, tengo una hija y soy profesora… Y comparó tu realidad con la Mía teniendo la misma edad que vos.

Me doy cuenta de muchas cosas. El articulo es inspirador! Disfruto mucho del trato con mis clientes,ellos se sienten agusto conmigo y por supuesto con cada uno de ellos es placentero y una grata experiencia,he Aprendido muchas cosas al conocer tantas personas y eso te enriquece en muchos aspectos. Echas abajo los juicios y el ego. Agrandas la comprensión, la empatía, el amor al fin y al cabo.

Te he sentido tan cerca, tan hermana! Qué maravilla, no sabes lo contenta que estoy de haberte leído!! Gracias por el artículo, me ha gustado mucho. Completamente de acuerdo con que cuando la prostitución es una elección libre de una persona adulta, es una elección tan lícita como cualquier otra. Vivimos en un sistema en el que ofrecemos parte de nuestro ser a cambio de dinero.

Y solo cuando lo que se ofrece es el cuerpo se ve como un problema. Coincido en que mucha gente ve a todas las personas dedicadas a la prostitución como víctimas. Yo no lo veo así, cuando pienso en víctimas de la prostitución pienso en los casos de trata de blancas, de prostitución infantil. Aunque tal vez entonces la palabra prostitución no sería correcta sino que deberíamos hablar de víctimas de violencia sexual. Ellos tienen necesidades a satisfacer y existen mujeres para esta necesidad: Es un derecho que se otorga culturalmente a los hombres.

La sociedad estaría organizada de una manera muy diferente si fueran nuestras fluctuantes necesidades sexuales el eje organizador, seguramente no habría monogamia y pareja permanente. La moral me la meto en el culo. Un libro que me parece muy recomendable sobre el tema,Neoliberalismo sexual, el mito de la libre elección.

Estaba esperando algo como esto desde hace tiempo, me encantó!! Me alegra mucho ver tantos puntos de vista sobre este tema. Me parece que mientras nuestra forma de vida nos haga plenamente feliz no hay nada que criticar. En mi caso solo he hecho el amor con un solo hombre durante toda mi vida a quien consideró mi mejor amigo para todo.

Puedo decir con seguridad que he encontrado a alguien con quien puedo compartir mi felicidad. Disfruto de su compañía y también de mi soledad, cuando la tengo. Considero que es el estilo de vida que mi esposo y yo hemos decidido tener y del cual nos sentimos muy felices. Me parece que cada quien tiene su propia forma de amar y mientras estas formas no lastimen a nadie, no veo la necesidad de criticar.

Creó que la felicidad se basa en las decisiones personales y en seguir aquella filosofía que nos haga felices. Igual es la decisión de tener hijos, no hay que criticar o lastimar a la gente que por una u otra razón decide no tener hijos.

Fue su decisión y eso los hace felices. Igual que en su caso, les apasiona lo que hacen y las hace felices y eso es lo mas importante para vivir plenamente desde mi punto de vista. Estaba leyendo cual me pareció muy interesante, porque expresa una opinión que no suele escucharse. Y estoy totalmente de acuerdo con que todos merecemos respeto porque somos iguales.

Sin embargo leer esto me genera las siguientes preguntas: Y los testimonios que ellas dan son acerca de condiciones infrahumanas de trabajo, abusos, mala paga por parte de los proxenetas, entre otras. Para ellas ser prostitutas o prostitutos porque también trabajamos con ellos, es algo que no se lo desearían a nadie. Que usted tal vez haya tenido suerte a la hora de desempeñar su trabajo no indica que todas la tengan, hay muchas prostitutas muriendo en estos momentos porque sus condiciones laborales son deplorables.

Así que me parece que este artículo se queda corto, me parece que la posición expuesta es muy egoísta, porque sabiendo usted que se puede desempeñar su trabajo de una manera respetable, escogiendo clientes y viviendo feliz. Creo que eso es lo que haría una verdadera Frida expresar otra manera de hacer las cosas, otro pensamiento, crear posibilidades y no sólo conformarse con la realidad.

El problema de esos casos no es la prostitución son las condiciones laborales y el estigma que las mujeres acepten condiciones pésimas para ejercer su trabajo. Si hablamos claro de NUESTRA prostitución es para que se vea que se puede ser puta y libre y no se estigmatice a la que lo es; pero también para que quien se plantea ser puta vea que no tiene porque meterse en esto de cualquier forma aceptar cualquier condición pensando que es lo normal; porque NO lo es.

Totalmente de acuerdo con tu opinión Rebeca. Natalia tu punto de vista me parece super interesante! Me encantó este artículo. Yo también apoyo la prostitución y la decisión de cada quien de ser puta. Esto ayudaría en el ambiente económico de los paises.

Es hora de concientizarnos en que las mujeres no son objetos de los hombres, que tomamos nuestras propias decisiones a base de muchísimos aspectos externos, que no hay malos en la historia y que ambos sexos tenemos el mismo poder. Me queda una duda acerca de tí. Me parece interesante no asumir que todas las mujeres son heterosexuales y que quieren casarse. A aquellas que dicen que se idealiza el trabajo: Hay quienes tienen su trabajo de reponedoras, cajeras, niñeras, trabajadoras domésticas, trabajadoras sexuales, abogadas, enfermeras y un largo etc que idealicen y quieran su trabajo y otras muchas que no, que es un mero medio de vida para no terminar viviendo en un cajero y poder mantener a nuestrxs hijxs, padres y a nosotrxs mismxs.

Que hay gente esclavizada sexualmente, sin duda, y nos oponemos todas terminantemente a ello, pero hay otros sectores donde la explotación laboral y la esclavitud campan a sus anchas y de eso no decís nada. Si, son las circunstancias las que nos hacen entrar en el trabajo sexual para sobrevivir, pero somos muchas las que elegimos libremente quedarnos en este trabajo y exigimos nuestros derechos. Entiendo que hablas de ti y tus vivencias pero me parece que la visión que ofreces puede inducir a error, a mostraros la prostitución como el trabajo ideal, donde eres libre de elegir clientes, poder trabajar cuando se quiera, cobrar mas dinero que mucha gente…y que ni mucho menos todas las prostitutas viven esa realidad.

Sin embargo no conocí nunca a una prostituta en esta situación. Me surgen muchas preguntas con respecto a lo que se considera habitualmente comercialización del propio cuerpo. Sería muy interesante un debate cara a cara entre tu postura y la abolicionista. Creo que se idealiza mucho la prostitución en este texto. Las feministas no tratamos a las mujeres como objetos débiles, sino como sujetos oprimidos por el orden patrialcal.

La prostitución es parte de ese orden, por eso existe desde que surgió el patriarcado. En sociedades no patriarcales no existió prostitución. Natalia no està idealizando la prostitución, simplemente habla de ella misma. Yo no tengo la verdad absoluta asida por el mando, pero hay una frase que resume esto a la perfección, escrita por Boccaccio en el Decamerón: