Que es la prostitución poligono guadalhorce prostitutas

que es la prostitución poligono guadalhorce prostitutas

Mucho ha llovido desde entonces, aunque sin logros para este gremio. Por eso, agrupadas en la asociación 'Reinas y Putas', las trabajadoras del sexo han decidido que es momento de movilizarse y han comenzado a recoger firmas para pedir al Consistorio que cumpla su promesa de acondicionar la parcela donde fueron desplazadas.

La historia se remonta a finales de , cuando las concejalías de Convivencia Ciudadana y Bienestar Social sacaron a la luz una normativa que buscaba poner coto a la prostitución callejera, que daba respuesta al aluvión de críticas vecinales y castigara también a los clientes. Desde entonces se sanciona a las prostitutas si son descubiertas ofertando o practicando sexo a menos de metros de negocios, escuelas y viviendas.

De ahí, que las prostitutas hayan alzado la voz en las redes sociales, donde recogen desde principios de mayo firmas de apoyo en Facebook, Twitter y Change. Así, los clientes podrían acceder a la zona pagando una pequeña cuota —al margen de los servicios al precio que acuerden con las mujeres— y el dinero recaudado serviría para mantener los terrenos y para la propia asociación.

Desde el Ayuntamiento, el concejal de Derechos Sociales, Francisco Pomares, explica a SUR que no se niega a estudiar sus propuestas, porque considera que hay aspectos que son razonables, pero que lo primero que deben hacer es solicitar formalmente la cesión de uso de los terrenos a la Junta de Andalucía, que es la propietaria. Marañón, 48 Correo electrónico de contacto surdigital diariosur. Iniciar sesión con Facebook diariosur. Un periódico para la historia.

Un descampado sombrío y desangelado de unos dos kilómetros, sin asfaltar, pantanoso cuando llueve, con montículos de escombros por todos lados de donde salen ratas y entre dos desguaces y el río Guadalhorce. Este es el nuevo panorama que deben aceptar las prostitutas del polígono para seguir prestando sus servicios sin ser hostigadas por la Policía con multas de hasta 1.

El solar cumple con lo establecido en la ordenanza municipal que entró en vigor en enero y que prohibe ofrecer o realizar servicios sexuales a menos de metros de comercios, colegios o zonas residenciales.

Esas necesidades que reclaman mantienen activo el conflicto. De lo contrario, seguiremos en las calles", advierte Daniela, una portavoz del colectivo de las trabajadoras del sexo.

Se sienten desprotegidas y por ello captan a los clientes en las carreteras cerca de las naves para después trasladarse al solar. Desde la Asociación de Mujeres, Transexuales y Travestis Trabajadoras del Sexo Amtttse sopesan contratar servicios de vigilancia privada por la inseguridad que les genera el emplazamiento. Cuando el recinto esté totalmente acondicionado nos marcharemos", subraya Tatiana García, presidenta del colectivo.

El edil apunta que el Ayuntamiento limpió el solar, adecentó el acceso y colocó farolas. Ahora, el Ayuntamiento confía en que estas mujeres den un paso al frente y se trasladen. Daniela se afana por convencer a sus compañeras del traslado a través de folletos traducidos en varios idiomas, pero no siempre logra su objetivo. Esta joven llega sobre las nueve de la noche y se marcha a las dos de la madrugada.

No soy una delincuente, lo hago por necesidad, es difícil encontrar trabajo si no tienes papeles. Prefiero vender mi cuerpo que irme a robar" , relata.

En otra esquina del polígono, María, una rumana de 20 años que se protegía junto a varias compatriotas de la fresca noche junto a una pequeña fogata, lo confirma.

Que es la prostitución poligono guadalhorce prostitutas -

Un proyecto del que recelan desde el colectivo de trabajadoras del sexo, que pide que se invierta en cursos de formación y que sean ellas mismas las que lo gestionen. Tras un año de investigación, la Guardia Civil ha arrestado a un sospechoso y busca a su cómplice. De momento, vamos a pintar los edificios y acondicionarlos, pero no contamos con dinero suficiente porque lo poco que ganamos con la prostitución lo empleamos para comer y sufragar gastos corrientes", añade una de las portavoces del colectivo. En otra esquina del polígono, María, una rumana de 20 años que se protegía junto a varias compatriotas de la fresca noche junto a una pequeña fogata, lo confirma. Se sienten desprotegidas y por ello captan a los clientes en las carreteras cerca de las naves para después trasladarse al solar. Desde entonces se sanciona a las prostitutas si son descubiertas ofertando o practicando sexo a menos prostitutas vitoria experiencias prostitutas metros de negocios, escuelas y viviendas. Desde la Asociación de Mujeres, Transexuales y Travestis Trabajadoras del Sexo Amtttse sopesan contratar servicios de vigilancia privada por la inseguridad que les genera el emplazamiento. Los escolares malagueños muestran sus proyectos en la UMA. Ahora, el Ayuntamiento confía en que estas mujeres den un paso al frente y se trasladen.

Iniciar sesión con Facebook diariosur. Un periódico para la historia. Las prostitutas del polígono se movilizan por trabajar en un lugar digno y seguro. El colectivo 'Reinas y Putas' comienza una recogida de firmas para exigir al Ayuntamiento que acondicione la parcela de Guadalhorce donde fueron trasladadas hace dos años. Imprimir Enviar Rectificar 1 voto 2 votos 3 votos 4 votos 5 votos.

Cerrar Envía la noticia Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas. Cerrar Rectificar la noticia Rellene todos los campos con sus datos. Voluntarios de la campaña recogen firmas en el Centro. Especial Formación Superior Los mejores cursos de formación superior con Oferplan. Buscador de empleo y formación. El solar cumple con lo establecido en la ordenanza municipal que entró en vigor en enero y que prohibe ofrecer o realizar servicios sexuales a menos de metros de comercios, colegios o zonas residenciales.

Esas necesidades que reclaman mantienen activo el conflicto. De lo contrario, seguiremos en las calles", advierte Daniela, una portavoz del colectivo de las trabajadoras del sexo. Se sienten desprotegidas y por ello captan a los clientes en las carreteras cerca de las naves para después trasladarse al solar. Desde la Asociación de Mujeres, Transexuales y Travestis Trabajadoras del Sexo Amtttse sopesan contratar servicios de vigilancia privada por la inseguridad que les genera el emplazamiento.

Cuando el recinto esté totalmente acondicionado nos marcharemos", subraya Tatiana García, presidenta del colectivo. El edil apunta que el Ayuntamiento limpió el solar, adecentó el acceso y colocó farolas. Ahora, el Ayuntamiento confía en que estas mujeres den un paso al frente y se trasladen. Daniela se afana por convencer a sus compañeras del traslado a través de folletos traducidos en varios idiomas, pero no siempre logra su objetivo.

Esta joven llega sobre las nueve de la noche y se marcha a las dos de la madrugada. No soy una delincuente, lo hago por necesidad, es difícil encontrar trabajo si no tienes papeles. Prefiero vender mi cuerpo que irme a robar" , relata.

En otra esquina del polígono, María, una rumana de 20 años que se protegía junto a varias compatriotas de la fresca noche junto a una pequeña fogata, lo confirma. Ha sido sancionada en un par de ocasiones, pero asegura no temer las consecuencias.

Psicológicamente te derrumbas porque te sientes como una delincuente que huye de las autoridades.